✨LOS PSICÓLOGOS TAMBIÉN SENTIMOS💗

Actualizado: jul 7

Me apetece mucho compartir con vosotros/as esta entrada de blog, ya que en ocasiones parece que por dedicarte a una profesión "está prohibido" tener dudas o que algo que sabes resolver (o no) afecte a tu vida personal.

Soy psicóloga y siento, padezco, me enfado en ocasiones, lloro, estoy feliz; tengo preocupaciones, alegrías, frustraciones y sueños. Soy humana, como tú.


Me gustaría mucho con esto transmitir la idea que, aunque sepamos y tengamos herramientas, está bien también que nos "dejemos fluir", que seamos flexibles a lo que sentimos y pensamos siempre y cuando seamos respetuosos con nosotros mismos y los demás. Intentemos no bloquear directamente una emoción porque podamos pensar que no es positiva o que en ese momento no nos conviene. Se aprende también de ellas y de hecho son necesarias para poder realizar un punto de partida adecuado al bienestar.


En ocasiones, parece que según la profesión que tenemos, es imperativo que sepamos todas las posibilidades de actuación y respuestas necesarias y además, sepamos utilizarlas en el momento justo. Sería como pensar que un médico no puede enfermar por el hecho de ser médico o que a un dentista nunca podría dolerle una muela.


Si es verdad que, al dedicarte a algo en lo que además la formación constante es esencial y que además, en mi caso, es puramente vocacional, dispones de una serie de herramientas y conocimientos que quizá de otra manera no sería así; sin embargo, eso no garantiza una solución perfecta a cualquier problema o sentimiento, y mucho menos en nuestra vida personal, donde además uno está involucrado en primera persona.


Como humana, como Paula, como madre, como amiga, como pareja... En muchas ocasiones también tengo pensamientos que me rondan la cabeza quizá de una manera más automática de lo que me gustaría, tengo dudas o incluso en ocasiones he sentido ansiedad. Y por ello y más, aunque esté "al otro lado de la mesa" te entiendo, empatizo, me pongo en vuestro lugar y entiendo esos nervios del primer día o la incertidumbre de pensar "qué me voy a encontrar".

No es fácil el papel de paciente y sobretodo al principio, y lo se porque, además de haberlo vivido muchas veces con cada uno de vosotros y compartir esa confianza tan bonita, yo también he sido en ocasiones la paciente, también busco esa ayuda externa de manera objetiva.

Creo que para seguir creciendo, aprendiendo y desarrollándonos es vital tener un punto externo de referencia y confianza, además de guía y desahogo.

Me gustaría que esto sirva también para acercar la postura del psicólogo, desmitificar, quitar estigmas, volverlo "normal", ya que la salud mental es tan importante como la física; Sin embargo, si nos hacemos cargo de ella, parece que nos pase algo malo o se nos juzgue por

necesitar ayuda.


Ese saber pedir ayuda, es precisamente lo que nos hace más humanos, más valientes, y nos va a dar herramientas que nos ayuden a crecer y desarrollarnos personalmente de la mejor manera posible.


Gracias por dejarme hacer de una pasión, mi profesión. Estoy, al otro lado pero cerquita, para lo que necesitéis.❤️


Paula Tovar





30 vistas
Untitled.gif
Nuestros Servicios
Formación

AULA VIRTUAL

Podcast

Técnicas de estudio

Contáctanos

(+34) 664 16 36 81

C/ Felipe Sanclemente Nº 6, 1º E  50001 Zaragoza

©2020 por Victoria Social Media.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now